Screenshot

La clave del éxito empresarial: la dirección estratégica de los recursos humanos

Muchas empresas parecen no terminar de entender qué significa definir o crear una estrategia adecuada de RR.HH. y alinearla al resto de estrategias (financiera, comercial, desarrollo de negocio, etc.)

Pues bien, una adecuada estrategia de los RR.HH. es fundamental para el óptimo desarrollo y la salud de cualquier negocio, del mismo modo que lo es una alimentación balanceada para nuestro organismo.  

¿Pero en qué consiste?

Cuando hablamos de dirección estratégica en los RR.HH.  nos referimos la creación y definición de un plan enfocado a la gestión de las personas que pertenecen a una organización,  con el propósito de lograr los objetivos empresariales propuestos a largo plazo.

Para ello es imprescindible trabajar en identificar y gestionar el talento que necesitamos, fomentar el desarrollo de habilidades y competencias de cada profesional para lograr un óptimo desempeño, analizar y revisar la comunicación interna  para saber qué estamos transmitiendo y si eso que transmitimos está alineado a los valores definidos por la organización y crear políticas enfocadas en fomentar el compromiso y la motivación de las personas que la componen.

Todo ello es  imprescindible dado que las personas son el recurso más valioso de cualquier empresa y las que hacen posible la innovación, la productividad y el éxito empresarial.

Por lo tanto, una de las principales ventajas de la dirección estratégica de los recursos humanos es que, no sólo  ayuda a las empresas a atraer y retener talento, sino que favorece una productividad eficiente, pero…

¿Cómo lo hace?

•   Trabajando desde estrategias de comunicación interna que favorezcan la confianza y el sentimiento de pertenencia.

•   Velando por un clima laboral saludable

•   Fomentando el trabajo en equipo y el trabajo colaborativo

•   Potenciando el desarrollo del talento (la innovación).

•   Ofreciendo condiciones laborales atractivas y posibilidad de crecimiento.

Las empresas que tienen una sólida estrategia de recursos humanos no sólo son capaces de atraer a l@s mejores profesionales, retenerl@s a largo plazo, minimizando la rotación, las ausencias, la baja productividad y, por ende, rentabilizando los procesos de onboarding, la inversión en formación y creando su propio Know how, sino que, además, logran maximizar sus resultados económicos. Esto se debe a que estas empresas ofrecen una experiencia de trabajo satisfactoria y gratificante, oportunidades de crecimiento y desarrollo profesional, y un ambiente de trabajo que valora la colaboración, el respeto y la diversidad. Por lo tanto, todo esto se traduce a una mayor productividad, una mejor calidad de trabajo y una mayor satisfacción laboral, dotando a la empresa de una interesante ventaja competitiva dentro su mercado.  

La dirección de RRH, además, ayuda a transmitir e integrar de forma clara  la visión y valores de la empresa de forma que ésta sea compartida por tod@s. Esto es, definitivamente, lo que hace que las personas que forman parte de la organización se sientan más motivadas para hacer un esfuerzo adicional, cuando se presenta una etapa de necesidad,   y enfocar un óptimo nivel de esfuerzo hacia los objetivos empresariales sostenido a largo plazo.

En conclusión, para implementar una estrategia de recursos humanos efectiva, las empresas deben analizar primero sus valores reales, no los que están escritos, sino los que se transmiten y trabajar sobre su comunicación interna, invertir en la formación y el desarrollo de sus profesionales, establecer una cultura empresarial coherente, sólida y cohesiva, y fomentar el compromiso y la motivación. 

La gestión eficaz de los recursos humanos ayuda a las empresas a mantenerse y crecer en un entorno cada vez más exigente, competitivo y cambiante.

Etiquetas: Sin etiquetas

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *