La importancia de contar con un buen plan de comunicación

Toda empresa necesita trazar diferentes estrategias para poder alcanzar los objetivos fijados. Para poner en marcha un negocio o actividad profesional es necesario haber diseñado un buen modelo, haber tenido en cuenta los aspectos jurídicos necesarios, la necesidades a cubrir, la selección de los proveedores… y, por supuesto, contar con un buen plan de comunicación que permita definir los mensajes que se van a transmitir, establecer con qué canales difundirlos y trazar la ruta exacta para trabajar las relaciones con las diferentes audiencias.


El lenguaje es el vestido de los pensamientos.

                      Samuel Johnson


Los beneficios de un plan de comunicación 

 

Es recomendable que la elaboración de un plan de comunicación se asigne a profesionales de la comunicación y el marketing que conozcan el medio y sepan tanto generar las estrategia adecuadas cómo sacarle la máxima rentabilidad a cada acción que se lleve a cabo.

Para ello la planificación es clave, todo debe estar bien estudiado y analizado en base a los objetivos finales.

El plan de comunicación va a identificar cuál es nuestro público objetivo, va a segmentarlo, a determinar qué información se va a transmitir, cuáles son los canales más adecuados para que la comunicación sea más fluida y qué tono se va a emplear en los mensajes para llegar al corazón de tu cliente potencial o usuario y enamorarle.

En definitiva, elaborar un plan de comunicación es clave, ya que con él se definen las pautas a seguir en cada momento para llegar a nuestro público y cumplir con los objetivos que nos hemos propuesto.

 

¿Por qué elaborar un plan de comunicación?

 

Razones hay miles y, aun enumerándolas todas, saldrían muchísimas más. Pero sin duda, las más destacadas, serían las siguientes:

 

-     Optimización del tiempo. Al contar con una guía de qué hacer, cómo hacerlo, por qué y para qué, no hay que perder tiempo planteando opciones que acaben por distraernos de los objetivos marcados. Sino que, simplemente, se sigue con la ruta establecida.

-      Retorno de la inversión. Destinar un determinado presupuesto al plan de comunicación no es un gasto, sino una sensata inversión. Los beneficios obtenidos se mantendrán a largo plazo y no desaparecerán de manera efímera.

-     Definición de objetivos concretos. El plan de comunicación es esencial para focalizarnos en los objetivos y no perdernos en asuntos sin importancia.

-     Personalización. Otro aspecto fundamental es que cada plan de comunicación es único e ideado según las necesidades y requerimientos de cada compañía.

-    Mejora la imagen de la marca. Al definir un estilo y tono se cumplen los valores y los estandartes de la empresa. Éstos se transmiten al público de forma óptima y la imagen de la compañía mejora.

-     Fidelización. La comunicación es la clave del mundo y de la propia historia de la civilización. Y por ello hay que darle la importancia que se merece. Una buena comunicación es capaz de transmitir todo aquello que se quiera y llevar al público tal cual lo hemos planteado. Esto hace que se cree una comunidad afín a los mensajes de la empresa, se genere confianza y, por tanto, fidelización.


¿Plan de comunicación o estrategia de comunicación? ¿Es lo mismo?

 

Son dos conceptos diferentes que, aunque puedan complementarse el uno al otro, no se suplen. Es de vital importancia saber diferenciarlos para lograr la máxima rentabilidad de cada uno de ellos y complementarlos de manera que juntos, multipliquen. Uno sin el otro no puede funcionar adecuadamente y, lo mismo, al revés.

La estrategia de comunicación es el objetivo general que la compañía quiere conseguir, mientras que el plan lo que hace es trazar los medios para conseguirlo.

La primera debe plantearse como “qué queremos conseguir” y la segunda desde el “cómo lo haremos”, marcando una guía y pautas bien definidas para lograrlo y no dejando nada al azar, pues eso puede entorpecer el buen camino.

Así que ¡ya lo sabes! Ponte manos a la obra y contáctanos para revisar o elaborar el plan de comunicación perfecto para tu empresa. Los beneficios ¡no tardarán en llegar!